Parravicini. El Nostradamus de America

$1.890
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • INICIATICA Libros Maipú 862 - Galería del Paseo - Local 6 Lunes a Viernes, de 14:00 a 18:00 hs y Sábados de 10:30 a 14:00 hs
    Gratis
Compartir

Fabio Zerpa
Parravicini. El Nostradamus de America
CONTINENTE

Páginas: 160
Formato: Papel
Precio: $ 1890.00
Peso: 0.22 kgs.
ISBN: 9789507541049

FAVIO ZERPA nos dice: "Tuve el privilegio enorme de estar al lado de un profeta - Benjamín Solari Parravicini (1898-1974)-, de verlo trabajar con su mediumnidad; le tengo que estar profundamente agradecido a la vida por esos seis años increíbles junto a un hombre que se conectaba con el futuro". El autor hizo un documental, a fines de la década del 70, que paseo por dieciocho países de América y Europa, sobre las profecías de Solari Parravicini, en las cuales encontró setenta y cinco aciertos, bautizándolo entonces como EL NOSTRADAMUS ARGENTINO. Hoy, ya pasados más de treinta años, y habiendo recorrido América haciendo conocer la obra del gran profeta argentino, lo puede llamar con toda justicia EL NOSTRADAMUS DE AMERICA, porque está por encima de Cayce, Montgomery y muchos otros paranormales. En este libro no solo se muestra el mensaje profético de Solari Parravicini y como hacia sus formidables y famosas psicografías -los grafismos de la mente-, sino también se dan a conocer, por primera vez y en forma exclusiva, sus experiencias psíquicas, de su puno y letra, tal como se las escribiera solamente a Zerpa, en forma personal. También se incluye el relato de su propia abducción en una nave extraterrestre. Su don profético habla del gran momento, el gran cambio, la gran transformación que se empezaría a vivir desde el 2002, y lo hace con una precisión y una exactitud asombrosas. La pregunta inevitable: un hombre que acertó tanto en el pasado reciente, ¿Por que no va a hacerlo en el porvenir, a partir de hoy mismo en adelante? Sus aciertos, sin lugar a dudas, nos tientan a brindarle crédito. El mundo futuro que nos preanuncia es para pensarlo, meditarlo y sobre todo vivirlo, porque es la gran solución de nuestra civilización contemporánea.